Mar Menor - Rincón de San Ginés           Barrios Cartagena Norte                Pueblos Cartagena Norte              Cartagena Oeste              El Algar y Los Urrutias               launiondehoy.com          MAR MENOR EN DIRECTO

          Playas          Farmacias de Guardia            Esquelas              Literatura            Portales Amigos          Toros             Programación TV             Radio           Pasatiempos          Apuestas             Buzón de lectores y quejas

                          


“Sería una gran alegría poder venir a Cartagena al mando del ‘Elcano’”

Manuel García Ruiz, el nuevo comandante del buque-escuela de la Armada y quien nació en Cartagena en 1970, imparte este próximo lunes una conferencia en el centro universitario ISEN (19.30 horas).

🗣.  “He podido percibir es el enorme cariño que se siente por el barco desde múltiples sectores, no solo de los amantes de la mar”

🗣.  “Sin desmerecer a Magallanes, no se le ha dado la importancia y reconocimiento que se merece a Juan Sebastián de Elcano, un héroe español que fue el artífice de la vuelta al mundo, lo que sus contemporáneos calificaron como una gesta “que excede a todas las conocidas hasta ahora”



ENTREVISTA:

Hace poco más de tres meses que fue nombrado nuevo comandante del buque-escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’. ¿Qué significa para usted ostentar este cargo?


Mandar el ‘Elcano’, como cariñosamente le llamamos en la Armada, supone una mezcla de dos sentimientos muy diferentes pero compatibles. Desde el punto de vista personal, significa una enorme satisfacción y orgullo, ya que, al hecho de poder mandar un barco, se une el honor de hacerlo en el buque más emblemático y conocido de la Armada por los ciudadanos, incluso en otros países. Por otra parte, implica una gran responsabilidad, derivada de sus dos misiones principales, la de contribuir a la formación de los guardiamarinas, nuestros futuros oficiales, y la de representar a la Armada y a España, como una auténtica embajada a flote, llevando nuestra bandera por todo el mundo.

- ¿Cómo ha sido la experiencia desde que está al mando del buque-escuela?

Cuando tomé el mando, el barco se encontraba inmovilizado con el objetivo de acometer las siempre necesarias obras de mantenimiento y mejora que le permitirán seguir navegando con seguridad en el futuro tras dos intensos años, en los que permaneció 18 meses fuera de su base. Por ello, no he podido disfrutar aún del buque en la mar y mis esfuerzos, con el imprescindible apoyo de la dotación y de diferentes departamentos de la Armada, están encaminados a prepararlo y alistarlo de la mejor forma posible. Lo que sí he podido percibir es el enorme cariño que se siente por el barco desde múltiples sectores, no solo de los amantes de la mar. Intentamos corresponder a estas muestras de afecto mostrando el barco y dándolo a conocer.

- ¿Cuándo se despertó en usted el interés por la navegación y por la Armada?

Nací en Cartagena, una ciudad marítima y departamental, donde la Armada estaba presente en la calle. Además, mi padre es oficial de la Armada por lo que también viví en otras ciudades ligadas a la Armada. Siendo pequeño, me llevaba a ver los  barcos en que estaba destinado o recuerdo ir a despedirlo al faro de la Curra. Todo eso ya captó mi atención desde niño. Por otra parte, percibía que en la Armada se daba importancia a valores como el compañerismo, el esfuerzo, el espíritu de sacrificio o la lealtad, que me atraían. Si a ello se le añade el ansia de aventura, de viajar por el mundo, ahí tiene los ingredientes perfectos que me llevaron a decidirme, cuando era estudiante de Secundaria, viviendo en El Puerto de Santa María, a ingresar en la Armada.

- Se está celebrando el V centenario de la primera vuelta al mundo Magallanes-Elcano. ¿Qué principales repercusiones cree que tuvo esta hazaña?

Es indudable que la repercusión a nivel mundial fue enorme. Estamos hablando no sólo de la primera circunnavegación, sino de la primera globalización. Se demostró empíricamente algo que ya se sabía pero que nadie había comprobado: la redondez de la tierra. A nivel cartográfico, supuso un enorme impulso y hasta una disputa intelectual entre España y Portugal por demostrar a quién pertenecían las islas Molucas. Y a nivel internacional, en Europa, supuso una inyección de prestigio y de reconocimiento para España y sus marinos. De forma indirecta, significó la posibilidad de abrir nuevas rutas comerciales, dando origen al Galeón de Manila. Y visto desde una perspectiva más filosófica, permitió afirmar que la mar no separa tierras, sino que une pueblos.

- Como cartagenero supongo que estaría encantado de que ‘Elcano’ visitara Cartagena. De hecho había programada una visita en agosto de 2021 pero se tuvo que suspender por la pandemia. ¿Hay nueva fecha o todavía está por determinar?

Evidentemente, sería una gran alegría poder venir a Cartagena con el ‘Elcano’. Ya experimenté esa sensación en una escala que realicé como comandante de la fragata ‘Álvaro de Bazán’ a finales de 2018 y estaría encantado de repetirla. A la hora de decidir los puertos que se visitarán en cada crucero de instrucción, responsabilidad del Estado Mayor de la Armada, se tienen en cuenta un amplio abanico de factores, que van desde los meramente docentes a otros, como los climatológicos, pasando por los compromisos adquiridos, eventos o regatas internacionales previstas. El próximo crucero, en 2022, ya está cerrado y no contempla la visita a la ciudad. En cuanto al de 2023, ahora comenzará el proceso de planeamiento.

- ¿Piensa que se ha valorado lo suficiente la gesta de la primera circunnavegación del planeta? ¿Cree que se puede comparar, por ejemplo, con la llegada del hombre a la Luna en la carrera espacial?

No, no nos damos cuenta de lo que supuso. De las enormes dificultades que tuvieron que superar. La comparación con la llegada del hombre a la Luna es muy acertada. De hecho, creo que es la única hazaña que se le puede comparar. Estamos hablando de unas dotaciones que se hicieron a la mar y se enfrentaron a lo desconocido. No se había navegado aún más al sur del Río de la Plata, descubrieron el paso que une los océanos Atlántico y Pacífico (el Estrecho de Magallanes), territorios inexplorados para los europeos, y todo ello con una cartografía en desarrollo, sin poder calcular con exactitud la longitud y, en la última parte del viaje de Elcano, teniendo que evitar los territorios de la Corona portuguesa, que había emprendido la búsqueda y captura de la expedición española. Por otra parte, sin desmerecer a Magallanes, no se le ha dado la importancia y reconocimiento que se merece a Juan Sebastián de Elcano, un héroe español que fue el artífice de la vuelta al mundo, lo que sus contemporáneos calificaron como una gesta “que excede a todas las conocidas hasta ahora”.

- ¿Cuáles son las principales actividades que quedan por realizar para conmemorar el V centenario de la primera vuelta al mundo?

Continúan realizándose actividades como exposiciones, conferencias, representaciones teatrales, regatas o congresos. El propio crucero de 2022 se circunscribe entre esas actividades, ya que está previsto visitar algunos países que aportaron nacionales a la primera circunnavegación, como Grecia, Francia o Italia. Y está previsto realizar actos específicos para conmemorar el V Centenario del regreso de la expedición a España.

- ¿Cómo es el día a día en un crucero de instrucción del buque-escuela?

En la mar, es toda una experiencia. Aunque comparte algunas actividades comunes con los tradicionales  buques de guerra que estamos acostumbrados a ver, en el ‘Elcano’ la actividad diaria cobra otra dimensión. Hay que tener en cuenta que este barco pasa prolongados períodos fuera de su base y largas navegaciones, de hasta un mes o más sin tocar puerto. Por ello, a las habituales guardias en la mar de la dotación y guardiamarinas, en puente, máquinas, cubierta o meteorología, se añaden, por una parte, la actividad académica de los alumnos, con clases, conferencias y observaciones astronómicas con el sextante, y, por otra, los trabajos necesarios para que el barco continúe su funcionamiento diario, como baldeos, pequeñas reparaciones y las maniobras marineras. Y durante el tiempo libre se programan actividades lúdicas, como concursos, cine en cubierta, conciertos de la banda de música, celebraciones o hasta fiestas de disfraces. Se trata de que todo el mundo, sea de la dotación o comisionado, se integre en el barco, conviva y se sienta parte de un equipo.

- ¿Cuáles son los requisitos para formar parte de la tripulación del buque-escuela? ¿Cuántas mujeres hay en la tripulación actual?

Evidentemente, hay que ser miembro de la Armada, no poseer limitaciones para navegar, y superar un reconocimiento médico. Regularmente se publican vacantes para cubrir la plantilla, como cualquier otro buque. Actualmente, de una dotación de 190 personas, 33 son mujeres.

- ¿Se está produciendo en los jóvenes un nuevo interés por la Armada?

Sinceramente, creo que sí. Para la Armada es difícil dar a conocer su actividad y su contribución a la Seguridad y Defensa debido a que la mayor parte de su trabajo se desarrolla en la mar, fuera de la vista de los ciudadanos. Sin embargo, la visibilidad y cercanía que proporcionan determinadas operaciones ha despertado la curiosidad de nuestros jóvenes. Y en visitas que recibimos en puerto se aprecia cómo muchos niños y jóvenes acuden a bordo, preguntan y se interesan. Hay que tener en cuenta que la Armada ofrece a sus miembros la posibilidad de una formación integral, con gran importancia del componente tecnológico, para poder desarrollar adecuadamente su trabajo y que, además, es homologada, lo que facilita el posterior acceso al mercado laboral en caso de desvincularse de las Fuerzas Armadas.


🖌️ Texto en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo




 

Imprimir