Mucha agua sin notables daños

Cartagena de Hoy ha efectuado un recorrido por diferentes puntos de la geografía municipal, observando campos cubiertos por el agua y arena de playa arrastrada, además de un fuerte color marrón del Mar Menor, pero apenas se han registrado rescates e inundaciones en inmuebles particulares. La ciudad y su entorno ha recibido 130 litros por metro cuadrado en 24 horas, mientras que la cifra se reduce a 98,8 en La Puebla, 87,8 en Perín y 73,2 en La Manga, según reflejan los medidores. El fuerte viento, otro elemento importante en esta nueva DANA.


Desde ayer tarde no ha dejado de llover de forma intensa en el municipio de Cartagena, comenzando a escucharse desde las cuatro de la mañana los truenos propios de una gran tormenta. Después de lo sucedido en los últimos tiempos, con inundaciones y numerosos daños, queríamos conocer las consecuencias de esta DANA para conocimiento de nuestros lectores, actualmente confinados en sus domicilios por mor del coronavirus.

Vista aérea de la rambla a su paso junto al estadio Cartagonova publicada en por Emergencias 112

La ciudad estaba empapada, siendo la rambla de Benipila el principal foco de atención por la crecida del agua que llevaba. Después hemos recorrido La Unión y la diputación de El Beal, observando bastantes zonas de acumulación de aguas, pero sin cortes de carreteras ni daños visibles. Hemos llegado a Los Nietos, una de las poblaciones del Mar Menor más castigadas en la ocasión anterior. Aparentemente, la situación esta vez es muy diferente para mejor, aunque las numerosas viviendas cerradas impide conocer situaciones particulares. Sí hemos observado muy castigada la zona de la arena de la playa, al igual que en Estrella de Mar y en Los Urrutias, donde tampoco se han registrado, en general, inundaciones ni daños relevantes.

Si era muy llamativo el fuerte color marrón del Mar Menor causado por el arrastre de tierra y por lo removido del mar por el fuerte viento, que también ha acompañado esta borrasca. En alguna zona, como junto al Club de Regatas Mar Menor de Los Urrutias el tono marrón se combinada con el negro de este conocido 'Charco de la vaca'.



En nuestro recorrido entre campos anegados de agua (en diferentes proporciones) hemos pasado por La Palma y Pozo Estrecho, desde nos hemos dirigido a Miranda, Santa Ana y Los Dolores. Sobre el mediodía la carretera que une esta última población con Molinos Marfagones ya ofrecía bastante menos agua que a primera hora de la mañana. Ahí hay buena circulación, a diferencia del Camino del Sifón, donde bajo la vía del tren sigue el eterno problema (una asignatura pendiente que los políticos no parecen dispuestos a aprobar) de corte de carretera cuando llueve con cierta importancia.

La sensación a esa hora es que el agua, por la forma que estaba cayendo venía bien a los agricultores, aunque si persiste en exceso pasará a ser un problema. En cuanto a las playas y otras poblaciones, buen tránsito del agua. Una situación muy diferente a Los Alcázares, donde sigue el grave problema de inundaciones debido a que a la cantidad de agua caída se suman las ramblas que llegan a esa población. Ya han sufrido cuatro inundaciones en poco tiempo y la solución por parte de los políticos tampoco llega.

En esta ocasión, las lluvias han descargado más cantidad de agua de la anunciada por las previsiones climáticas, lo que también ha sido una sorpresa negativa.

Según los datos que hemos recabado del Centro Meteorológico de Guadalupe, las cantidades de agua registradas en las estaciones automáticas en 24 horas, desde las 18 horas del lunes, han sido:
  • Cartagena (ciudad): 129,9 litros por metro cuadrado
  • Cartagena (estación de Tentegorra): 130,4
  • Torre Pacheco: 93,8
  • Mazarrón, 78,4
  • Fuente Álamo: 77,4
  • San Javier (antiguo aeropuerto): 74,2
  • La Manga; 73,2

Por lo que respecta a los registros en el mismo tiempo de la Confederación Hidrográfica del Segura:
  • Rambla de Benipila: 137,2
  • Rambla del Albujón; 84,4
  • Rambla del Albujón (El Estrecho de Fuente Álamo): 77
  • La Puebla: 98,8
  • Perín 87,8


NOTA DE PRENSA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA
El Centro de Coordinación de Emergencias 1-1-2 contabilizó hoy, desde la medianoche hasta las 11.30 horas, un total 104 llamadas a causa de las lluvias. La mayoría de ellas han sido realizadas desde los municipios de Murcia (23 incidencias) y Cartagena (14 incidencias), y están relacionadas con achiques, obstáculos en la calzada, información y coches que han quedado atascados en embalsamientos de agua en carreteras.
 
La Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias decretó hoy a las 06:00 horas el nivel 1 del Plan de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones (Plan Inunmur) en su fase de emergencia, debido a las fuertes lluvias que afectan a más de un término municipal y ante la necesitad de poder atenderlas con medios de intervención de la Comunidad Autónoma.
 
La consejera de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros, informó de que “hemos reforzado los parques de bomberos de Los Alcázares, pasando de cinco a diez bomberos y hemos incorporado también un Vehículo con Bomba Rural Pesada del parque de Molina de Segura”. Además, se ha enviado un vehículo del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento (CEIS) a San Javier, donde a primera hora ya se habían realizado tres rescates de personas en vehículos.
 
El dispositivo también incluye refuerzos en el parque de bomberos de Mazarrón, de tres a seis efectivos, y se mantienen con la dotación habitual de tres efectivos cada uno de los parques de San Pedro del Pinatar y La Manga.
 
Los ayuntamientos de las comarcas del Campo de Cartagena y Mar Menor tienen sus planes municipales de emergencias activados y existe una total coordinación para intervenir en los casos en los que sea preciso con efectivos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia y la movilización en cada uno de los municipios de efectivos de Protección Civil y Policía Local. “La previsión es que llueva con intensidad en esta zona hasta las 18:00 horas, con cantidades de hasta 140 litros por metro cuadrado tal y como ha indicado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)”, destacó la consejera.
 
El cumplimiento del decreto de alarma obliga a la población a permanecer en sus domicilios, pero se recuerda, no obstante, que es importante estar atentos a los canales de información oficial, como el del 1-1-2, y en caso de riada subir a la parte alta de la vivienda, en la medida de lo posible evitar los lugares susceptibles de inundación, alejarse de cauces y torrentes y no cruzar zonas inundadas con los vehículos.