Bares y restaurantes de Cartagena podrán reabrir sus terrazas a un 75% este sábado

El comité de seguimiento del Covid en la Región de Murcia ha acordado que los diez municipios, entre los que figura el cartagenero, que están por debajo de la tasa de incidencia de 500 por cada cien mil habitantes en las dos últimas semana puedan retomar la actividad. En el caso de locales cartageneros las terrazas funcionarán con un 75 % de aforo mientras que no se podrá dar servicio en el interior hasta que los ingresos en UCI no se reduzcan lo suficiente.
  • El Ayuntamiento de Cartagena ha insistido al Gobierno regional respecto a considerar a La Manga como territorio único al no haberse decidido hoy



El presidente autonómico, Fernando López Miras, tras una introducción sobre las consecuencias sociales que está teniendo la pandemia, ha indicado que el sacrificio "ha dado resultado" en forma de menos contagios, "de una forma más rápida, incluso, de lo previsto. Las duras medidas han funcionado", ha dicho, apuntando que los casos en la Región de Murcia ha caído en un 30% y que la tasa ha pasado del 12 hace una semana al 8,8 ahora, siendo generalizada la bajada en toda la Región, siendo una de las cuatro comunidades autónomas españolas que no presentan un riesgo extremo, "y más de quince mil personas se han curado frente a los más de tres mil nuevos infectados", ha añadido.

"La curva está estabilizada, incluso bajando, según apuntan los expertos al dar su fruto las directrices que nos dieron los expertos", ha comentado Miras. "Sólo la implicación de la sociedad en su conjunto nos permitirá salir adelante", ha continuado diciendo, refiriéndose también a la esperanza de las vacunas, "pero desgraciadamente muchos de los nuestros no estarán aquí para celebrar el final de la pandemia y no podemos aceptar las muertes, pero sí podemos evitar que vaya a más frenando la curva de contagios y para ello hay que tomar medidas, por duras que sean. En el Gobierno regional, aunque no sean populares o cómodas, las hemos tomado desde el primer minuto. Y ahí están los datos, en una semana un 30% menos de contagios, lo que permite tomar hoy nuevas decisiones".

Esas nuevas medidas han sido su siguiente tema, aunque matizando que la desescalada "será lenta" y que a muchos "no satisfará sus expectativas, pues a día de hoy la presión hospitalaria y, especialmente, las UCI es preocupante. Todavía no podemos volver a la vida de enero o febrero o del pasado verano. Sin vida no hay economía y ojalá hayamos iniciado el tránsito hasta que las vacunas hagan posible la inmunidad de todos".

Las medidas adoptadas hoy abarcan la ampliación del cierre perimetral de municipios y de las fronteras regionales hasta el 9 de diciembre, al igual que el 'toque de queda' entre las once horas de la noche y las seis de la madrugada. Por contra, se levantan algunas restricciones, "pero no hay que relajarse y hay que impedir que la hostelería tenga que volver a cerrar. Se acercan días señalados y si mantenemos una actitud responsables podremos pasar la Navidad con nuestras familias. Con actitud responsable avanzaremos sin retroceso", ha expresado.

El doctor Jaime Pérez, portavoz del comité seguimiento del Covid, ha presentado un documento técnico en el que llevan trabajando varias semanas. En esta 'segunda ola' hay una elevada transmisión en toda Europa y para reducir el nivel de riesgo en la Región se han fijado una serie de medidas en base a dos indicadores, el epidemiológico y el de presión asistencial.

La tasa de incidencia de las dos últimas semanas y de transmisión de los últimos siete días determinarán la situación de cada municipio en diferentes niveles, mientras que a escala regional se aplicará la ocupación de camas hospitalarias. Ha remarcado que para levantar medidas la referencia son 500 casos por cada cien mil habitantes en las dos últimas semanas. Debido a la población de Murcia, Cartagena y Lorca, ambas ciudades tendrán también una modulación añadida. "Si en un municipio grande se ve una tendencia alta en la última semana habría que tomar medidas aunque no hubiese llegado a los 500", ha informado Jaime Pérez, quien ha apuntado que la suma de medidas (toque de queda, cierre perimetral y cierre hostelero) han contribuido a reducir la incidencia del Covid-19 en la Región.

Respecto a los locales de hostelería, incluidos en los hoteles, la ocupación dependerá del nivel en que se encuentre el municipio en el que se encuentre. Sobre velatorios, cines y teatros no hay cambios sobre la situación actual. Se pide a la población no salir de casa salvo cuando sea necesario y evitar espacios cerrados. En el deporte, se diferencia el deporte profesional y el no profesional. "Habrá medidas que se adoptarán a nivel municipal y otras, por su complejidad, a nivel regional", ha apuntado.

El consejero de Salud, Salvador Villegas, ha anunciado que cada lunes se actualizará la situación de cada municipio.

Los locales hosteleros de Águilas, Ojós y Ulea abrirán a partir del 21 de noviembre al 100%, mientras que Cartagena, Abarán, Lorquí, Molina de Segura, Pliego y Santomera lo harán al 75% al estar en nivel de transmisión alto. El próximo lunes se valorará nuevamente la situación por el comité de seguimiento y la idea es que entre en vigor las decisiones dos días más tarde, el miércoles. 

En el capítulo de preguntas de los medios de comunicación, se ha planteado si el Gobierno regional se plantea abrir la mano respecto a Navidad, como permitir la movilidad con otras provincias. "No se puede adelantar nada porque queda mes y medio y estamos a mitad de una pandemia y con un virus desconocido. Si sigue la tendencia actual será posible", ha respondido.

Se ha preguntado dónde está el umbral que relajará la situación hospitalaria. "Cuando a lo largo de la semana se hayan producido menos de 400 ingresos hospitalarios o cuando tengamos menos de 100 plazas de UCI en los hospitales", ha respondido Miras.

También se ha expuesto que Bullas, Mazarrón y Ricote han estado por debajo de 500, pero no están en los que podrán reactivarse este sábado, explicando Miras que la decisión no se toma por la incidencia al día de hoy sino por los datos del último lunes.

Jaime Pérez ha indicado, por último, que no tiene sentido abrir bares en una pedanía de Murcia cuando en la ciudad están cerrados, "sería un poco de caos y no tendría sentido cuando hay un cierre perimetral". 

NOTA DE PRENSA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA
El jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, presidió hoy una nueva reunión del Comité de Seguimiento Covid donde se adoptaron las medidas que se implementarán a partir de este sábado en los diferentes municipios de la Región según sus indicadores epidemiológicos del nivel de riesgo de transmisión de la enfermedad COVID-19. Durante su intervención, el presidente adelantó que “la desescalada será lenta”.

“Es cierto que la incidencia de contagios ha bajado de forma muy significativa y que las medidas que pusimos en marcha han dado su resultado, pero también lo es que todavía a día de hoy la presión a la que están sometidos nuestros profesionales sanitarios, nuestros hospitales y, en concreto las ucis, sigue siendo más alta de lo deseable”, explicó López Miras, quien incidió en que “esto nos obliga a seguir siendo prudentes”.

Anunció que se mantiene el cierre perimetral de la Región de Murcia y de todos sus municipios hasta el 9 de diciembre, y también el toque de queda hasta esa misma fecha. “No podemos creer que ya está todo hecho y que podemos volver a la vida que llevábamos en enero o febrero”, remarcó.

En cuanto a la situación particular de cada municipio, explicó que “los servicios de Salud Pública y Epidemiología han elaborado baremos objetivos que nos guiarán en esta desescalada”. Estas medidas se adoptarán con el objetivo de controlar la trasmisión y disminuir el nivel de riesgo de padecer la enfermedad en la población de la Región y asegurando una respuesta adecuada a la magnitud del riesgo.

Apartir de este sábado, se permitirá la reapertura al cien por cien de terrazas de hostelería en Águilas, Ulea y Ojós, municipios donde la transmisión del virus es media; mientras, en Cartagena, Molina de Segura, Santomera, Beniel, Abarán, Lorquí y Pliego, que tienen actualmente una transmisión alta, podrán reabrir al 75 por ciento de su capacidad.

Las medidas restrictivas se aplicarán tomando como referencia la incidencia acumulada de casos positivos a los 7 días de la última semana epidemiológica, y para levantar las mismas se tomará el indicador de los últimos 14 días. Los indicadores, niveles de transmisión y medidas propuestas estarán en permanente revisión en función de la nueva información y la evidencia científica sobre la COVID-19.

Actuaciones concretas en municipios
En los municipios con transmisión baja, esto es, con una incidencia inferior a 50 casos en 7 días e inferior a 75 en 14 días, se permitirá un aforo del 75 por cien en el interior de locales de hostelería, con mesas de un máximo de seis comensales y dos metros de distancia entre ellas. Se autoriza el consumo en barra. Las zonas exteriores podrán tener el cien por cien de aforo, con grupos separados, sentados y de seis personas máximo.

Con respecto al comercio, se mantendrá el 75 por ciento de aforo y se restringirá la permanencia dentro de un local a un cliente si no se puede mantener distancia de seguridad. Con respecto a los mercadillos, se autorizará el 75 por ciento de los puestos. En ceremonias, como bautizos, bodas o funerales, el aforo será del 75 por cien en espacios cerrados y un máximo de 50 personas, y en espacios abiertos se limitará a 100 personas.

En cines, teatros o auditorios el aforo será del 75 por cien siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila en caso de asientos fijos o de un metro y medio si no hay asientos fijos. En museos y otros equipamientos culturales no habrá restricciones de aforo si se garantizan las medidas de distanciamiento, higiene y prevención.

En los congresos, conferencias, seminarios y otros eventos profesionales no se podrá superar un aforo del 75 por ciento con un máximo de 50 asistentes y garantizando la distancia, higiene y prevención.

En estos municipios, las reuniones seguirán siendo de un máximo de seis personas no convivientes. Con respecto a la movilidad, se recomienda limitar los viajes no esenciales.

Media
En los municipios con transmisión media, esto es con una incidencia de 50 a 150 en los últimos 7 días y de 75 a 250 en los últimos 14 días, se permitirá un aforo del 50 por ciento con un máximo de 30 personas en el interior de los locales de restauración y hostelería y se mantendrá la prohibición del consumo en barra. En el exterior de estos locales se permitirá un aforo del cien por cien con grupos de clientes separados y sentados y de no más de seis personas.

Con respecto al comercio se mantendrá un aforo del 50 por ciento con un máximo de 30 asistentes y se restringirá la permanencia dentro de un local a un cliente en caso de no ser posible la distancia de seguridad. Con respecto a los mercadillos, se autorizará el 75 por ciento de los puestos.

En cines, teatros o auditorios el aforo será del 50 por ciento siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila en caso de asientos fijos o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos. Con respecto a congresos, conferencias, seminarios y otros eventos profesionales no se superará el aforo del 50 por ciento con un máximo de 30 asistentes y se recomendará en todo caso la realización telemática de estos eventos.

En estos municipios se limitarán al máximo los contactos sociales y las reuniones podrán ser de un máximo de 6 personas. También se recomendará limitar los viajes no esenciales.

Alta
En los municipios con transmisión alta o muy alta, esto es, aquellos con una incidencia de 150 a 250 en 7 días y de 250 a 500 en 14 días, respecto a los locales de restauración y hostelería (bares, cafeterías y restaurantes, también los de hoteles), se prohíbe el consumo en barra y la apertura será de un 30 por cien del aforo interior en transmisión alta y de cierre de las zonas interiores de los establecimientos en transmisión muy alta. No se podrá abrir interior de restauración en ningún municipio si el escenario asistencial cumple criterios de fase II o superior.

En las zonas exteriores de establecimientos de restauración, en situación de transmisión alta o muy alta el aforo será del cien por cien, con grupos de clientes separados y sentados, sujetos a las condiciones de reuniones (6 personas). Si el escenario asistencial cumple criterios de fase II o superior, sólo se podrá realizar actividad en terrazas en municipios que registren transmisión baja o media al 100 por cien y al 75 por ciento en los de transmisión alta. Se limita el horario de apertura al público hasta las 23:00 horas en los establecimientos con servicio no esencial.

En velatorios, entierros y ceremonias fúnebres el aforo se reduce al 50 por ciento en espacios cerrados (máximo 15 personas en espacios cerrados y 25 en espacios abiertos) y con distancia de seguridad.

En cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares, así como locales para actos y espectáculos culturales habrá un aforo máximo al 50 por cien, siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila en caso de asientos fijos o 1,5 metros de separación si no hay asientos fijos, entre los distintos grupos de convivencia. En cuanto a congresos, encuentros, reuniones de negocio, conferencias, seminarios y otros eventos profesionales, solo se celebrarán de forma telemática.

Respecto a la movilidad, se recomendará a la población salir del domicilio solo lo necesario, evitando los espacios cerrados en los que se desarrollan actividades incompatibles con el uso de mascarillas y concurren muchas personas, y se mantendrá el confinamiento perimetral. También se limitarán al máximo los contactos sociales, con reuniones hasta un máximo de 6 personas. Se deben mantener las medidas de distanciamiento e higiene y prevención y la recomendación de permanecer en el domicilio.

Actividades deportivas
Respecto a la actividad física o deporte en grupo no profesional y no federado, si es de ámbito autonómico y nacional, se suspende el inicio de las competiciones hasta el 28 de noviembre, fecha en la que se valorará su reanudación a la vista de la evolución de la pandemia.

Se permiten eventos deportivos no profesionales, no federados, previamente autorizados por la Dirección General de Deportes. En estos casos, se permitirá la asistencia de público, garantizando las medidas de distancia, higiene y prevención y de un aforo de público del 50 por cien, dejando un asiento de separación, siempre que sea en exteriores y el interior estará cerrado al público.

Se autoriza la práctica deportiva en locales cerrados, con un aforo máximo de un tercio de su capacidad, garantizando la distancia de 1,5 metros entre personas o instalaciones fijas. En caso de que dicha separación no fuera posible, el local deberá permanecer cerrado. Será obligatorio el uso de mascarilla quirúrgica durante la práctica deportiva.

Los grupos de entrenamiento o actividad de ámbito autonómico no podrán superar los quince deportistas por monitor en instalaciones cubiertas, y de veinticinco al aire libre, garantizando la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros. Se suspende el desarrollo de las actividades de las escuelas deportivas municipales y actividades deportivas extraescolares.

Federados
En la práctica deportiva federada y profesional de ámbito autonómico, se suspende el inicio de las competiciones hasta el 28 de noviembre, fecha en la que se valorará su reanudación a la vista de la evolución de los datos epidemiológicos. Se permiten eventos deportivos federados previamente autorizados por la federación deportiva correspondiente en coordinación con la Dirección General de Deportes siempre que sea en exteriores y el interior permanecerá cerrado al público. Será obligatorio el uso de mascarilla quirúrgica durante la práctica deportiva.

En caso de la práctica deportiva federada de competición autonómica de menores de 18 años, los entrenamientos podrán desarrollarse en pabellones cerrados cuando estos estén adecuadamente ventilados y se valorará la suspensión de deportes con contacto físico.

En los eventos de ámbito nacional se permiten los federados y profesionales, garantizando las medidas de distancia, higiene y prevención y de un aforo de público de 50 por ciento, dejando un asiento de separación, siempre que sea en exteriores y con interior cerrado. También se valorará la suspensión de deportes con contacto físico.

En todos los casos, se mantendrá la distancia de seguridad, el uso de la mascarilla obligatorio y la prohibición de fumar en terrazas y en vía pública cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad. Tampoco estará permitido comer y beber en espacios públicos cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad.


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo




NOTA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA
La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, al igual que el resto de alcaldes de la Región, ha mantenido esta tarde una reunión de coordinación con el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, en la que se ha acordado flexibilizar las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias en algunos municipios en los que la incidencia por coronavirus ha disminuido.

De esta forma, han decidido que a partir de este sábado 21 de noviembre se podrán reabrir las terrazas en los establecimientos de hostelería del municipio de Cartagena, tal y como la primera edil municipal ha solicitado: “En nuestro municipio, la incidencia es mucho menor que en otros y vemos justo que se flexibilicen las medidas para que bares y restaurantes puedan reabrir sus terrazas aunque sea con restricciones, ya que el sector de la hostelería lo necesita”.

Durante el encuentro, tanto el presidente como el consejero de Salud, Manuel Villegas han trasladado que las terrazas de bares y restaurantes del municipio se reabrirán con un 75 % de aforo mientras que no se podrá dar servicio en el interior de los establecimientos hasta que los ingresos en UCI no se reduzcan lo suficiente.

Castejón también ha añadido que “es muy importante que sigamos cumpliendo las medidas individuales y sigamos dando ejemplo como municipio ya que de no ser así, se volverán a endurecer las medidas. Tenemos que tener claro que la salud es la prioridad y está en nuestras manos”.

Cabe destacar que una de las normas que continuará manteniéndose es la restricción de movimiento entre municipios, que seguirá en vigor hasta el 9 de diciembre, al igual que la restricción de movilidad en horario nocturno (desde las 23.00 hasta las 06.00 horas).

Cada semana se evaluará la situación, teniendo en cuenta los datos epidemiológicos de los últimos 14 días, y se endurecerán o flexibilizarán las medidas en cada uno de los municipios dependiendo de la evolución de la incidencia en cada uno de ellos.

Por otro lado, la alcaldesa ha recordado al presidente de la Comunidad Autónoma la situación de La Manga y la necesidad de que sea considerada como único territorio. “Es una necesidad que La Manga sea considerada como único territorio en esta situación y así se lo he solicitado al presidente”, ha señalado la primera edil.

* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo