¿Cartagena es así?

"Las noticias negativas de la 'Trimilenaria' se han convertido en asiduas en los informativos de las televisiones nacionales de las últimas fechas. Creo que la imagen de irresponsables y bronquistas que se está proyectando al resto del país no hace justicia a esta tierra y mucho menos a sus gentes.

Siempre me ha molestado que en los informativos de las teles nacionales la Región de Murcia parece ser tratada como si fuera de tercera división. Valga como ejemplo que cuando llega la temporada de playas que el recorrido costero es habitual que salte desde las arenas valencianas a las andaluzas.

Sin embargo, ahora no puedo decir lo mismo, pero los motivos son muy diferentes. Si yo fuera un españolito de otra región pensaría que Cartagena es tierra de alto riesgo. Estoy convencido de que no es así, pero lo que se difunde así lo puede estar dando a entender.

Un día vemos en telediarios la foto de los locales de la Puerta de Murcia plagados de gente y otro se da la noticia de la guarida en la que estaban 273 personas en pleno 'Estado de alarma'. Luego veo y escucho que se ha fugado de Comisaría un inmigrante llegado en patera que había dado positivo en coronavirus. Fue Antena 3 y en este caso hasta el error suma en contra, pues esa persona había dado negativo en Covid-19. Ahora se suman los incidentes de las manifestaciones de la Alameda y, a buen seguro, el vandalismo que ha sufrido la sede de Podemos.

En base a estas noticias, el coronavirus estarían campando a sus anchas por estas tierras, en las que las ganas de bronca política serían latentes.

La realidad es otra. Cartagena es la zona con menos impacto de coronavirus de la Región con menor número de casos de España porque la inmensa mayoría de residentes ha tenido un comportamiento ejemplar. Así de simple, pero viendo las noticias es normal que otros no lo vean así.

También puede ser que un servidor sea excesivamente optimista y vea el vaso medio lleno donde otros lo ven medio vacío y hasta sin agua. Cuando comenzaron las medidas de alivio del 'Estado de alarma' y efectué los reportajes sobre las primeras salidas de los niños a la calle y de cuando los adultos ya podían pasear o hacer ejercicio físico, dije que en las varias horas que estuve en el exterior vi que la gran mayoría era celosa en guardar las medidas de seguridad sanitaria. Recibí muchas críticas y hasta hubo quien me aconsejó que me volviera a graduar los cristales de mis gafas. El tiempo (o mejor dicho, las cifras) me ha dado la razón, pues de rebrotes nada y sí un gran reconocimiento a tantos que cumplen las normas. Otra cosa, como he dicho en ocasiones anteriores, son los imbéciles, pero esos estaban antes, están ahora y estarán después de la pandemia. Como no tienen cura, sólo cabe evitarlos, es decir, la autoprotección.

Respecto al tema de las manifestaciones de transfondo político, entre unos y otros no alcanzan a ciento cincuenta y de esa escasa cifra no llegan a treinta los que destacan por su ganas de pelea. Son cifras nada representativas de la población que aquí vive y deja vivir. Partiendo del espíritu democrático de que todo español tiene derecho a manifestarse (lo que no es constitucional es coartar ese derecho), no voy a entrar en si esas marchas son legales o no y en cual ha buscado a cual, pero sí repudiar que la violencia vaya a más y que sus forofos sigan aceptando ser marionetas de los intereses de partidos políticos que piensan más en el poder que en los ciudadanos. Para hoy ya hay nuevo tema de la 'Cartagena oscura' para los telediarios con los daños ocasionados a la sede de Podemos. Es evidente que 'de aquellos polvos han surgido estos lodos' y que pueden acabar en arenas movedizas. Son unos pocos, pero cuánto daño están haciendo a Cartagena.

Pero lo mismo resulta que es verdad que tengo que ajustarme la visión y que Cartagena está llena de irresponsables y bronquistas. No lo creo y sigo defendiendo que la mayoría de cartageneros merece un reconocimiento porque su comportamiento es 'ferpecto'.




Todos los artículos de opinión de 'Todo está ferpecto' están recogido en el blog al que se accede pinchando sobre este bánner