Exigen habilitar el hospital del Rosell para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus en la Región

Esta mañana, el consejero de Salud, Manuel Villegas aseguraba que las camas libres de cuidados intensivos en el hospital de La Arrixaca "serán insuficientes en los próximos días”, además de que la tendencia de contagios “aumentará a lo largo de la semana” y que “tenemos que estar preparados”. Sobre esta última afirmación, desde Unidas Podemos IU Equo Cartagena se preguntan por qué no se está planteando la apertura y dotación plena de recursos, para afrontar la actual crisis sanitaria del centro hospitalario del paseo de Alfonso XIII de Cartagena.  


“La fotografía del estado actual de nuestro sistema sanitario nos deja sin aliento. Los sucesivos recortes y privatizaciones de este servicio han dejado un panorama desolador: falta de profesionales, falta de equipos de protección, falta de recursos y material, y en el caso de Cartagena, falta unas infraestructuras reclamadas por la ciudadanía, cuya necesidad ha sido reconocida unánimemente a tal punto que la apertura fue plasmado en una ley”, afirma Leli García, concejal de la coalición municipalista.
 
La coalición ha calificado la situación de “absolutamente extraordinaria y de una extrema gravedad”, pero “aunque nadie podía imaginar la llegada de una epidemia de estas características a nuestro país, la sociedad civil y la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública ‘Salvemos el Rosell’ han exigido en multitud de ocasiones el funcionamiento a pleno rendimiento de los dos hospitales del Área II de Salud, y hoy más que nunca se está demostrando como una clamorosa necesidad”, continúo la edil.
 
Ante los acontecimientos que estamos viviendo y los que están por llegar, la coalición de izquierdas aboga por solicitar todos los recursos, tanto de infraestructuras como de material sanitario, a las administraciones competentes, tanto la regional como la estatal, pero advierte de que “no podemos tener un hospital público infrautilizado, con plantas cerradas y camas vacías mientras el sistema amenaza con colapsar” en los próximos días debido a la expansión de la epidemia. “La ciudadanía está siendo responsable, las calles vacías demuestran que los cartageneros y cartageneras estamos haciendo lo que nos corresponde, quedarnos en casa, seguir las recomendaciones dadas por el Ministerio de Sanidad y los expertos, ahora, hoy más que nunca, le toca a la Consejería movilizar los recursos que sean necesarios para que el Rosell esté listo para atender a la ciudadanía, no solo al Área II sino a también a otros vecinos y vecinas que puedan necesitarlo, y que por supuesto, sea el principio del fin de un cierre que nunca debió producirse. Aprendamos la lección que el coronovirus nos está dejando: si hay algo en lo que no se puede recortar es en la sanidad pública. La vida de las personas siempre debe ser una prioridad”, ha finalizado Leli García.
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo