OCU alerta contra los bulos sobre el coronavirus

Rociar el cuerpo con alcohol no mata el Covid-19, como tampoco el uso de secador, las lámparas ultravioletas o los baños de agua caliente. La organización de consumidores ilustra una decena de noticias falsas que circulan por WhatsApp y que pueden poner en riesgo nuestra salud. También ofrece las claves para desenmascarar las falsedades que circulan sobre el coronavirus.



El miedo, los nervios, la ansiedad provocada por la emergencia del coronavirus nos puede llevar a dar por válida cualquier información sobre este tema. Ante esto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta que es más importante que nunca no dar crédito a noticias que pueden ser incluso perjudiciales para nuestra salud, y confiar solo en fuentes fiables.

10 falsas afirmaciones sobre el coronavirus
Recogemos varias de las últimas noticias falsas que ha desmentido directamente la Organización Mundial de la Salud (OMS).

1) El contagio es menor en climas cálidos.
2) El frío y la nieve matan el virus.
3) Las soluciones salinas para limpiar la nariz previenen el contagio.
4) Los baños de agua caliente previenen el contagio.
5) Usar secador de manos neutraliza el coronavirus.
6) Las lámparas ultravioleta matan el coronavirus.
7) Rociar el cuerpo con alcohol o cloro mata el coronavirus.
8) Si te has vacunado de neumonía o gripe estás protegido.
9) Los antibióticos previenen el contagio.
10) Ya hay fármacos para tratar el Covid-19.

De hecho, para acabar con el contagio de información falsa, la OMS ha creado un servicio gratuito de información vía WhatsApp para responder a las preguntas sobre el Covid-19. Es un sistema automático, que ofrece información rápida, fiable y oficial en todo el mundo sobre el coronavirus, de momento solo en inglés. Cualquier usuario puede añadirlo en este enlace desde el móvil.

Siete claves para identificar bulos de salud
Poniendo un poco de su parte los ciudadanos puede disminuir el impacto emocional que todas estas noticias generan, la ansiedad y el pánico... OCU les cuenta cómo hacerlo:

  •     Identifique el medio donde se han publicado. ¿Puede contactar con él para pedir más información?
  •     Localice las fuentes de la noticia. Deberían ser fácilmente identificables por el lector y reputadas en su campo.
  •     Analice las imágenes. Las fake news suelen recurrir a fotos llamativas y sacadas de contexto.
  •     Revise la fecha de publicación. A veces la noticia no es falsa, pero recoge información obsoleta.
  •    Lea el contenido completo de la noticia. Puede que matice o incluso niegue luego el cuerpo del titular.
  •     ¿Hay testimonios cuya veracidad es imposible verificar? Los bulos están adornados con todo tipo de experiencias casi milagrosas.
  •    Y el recurso final: copie parte del texto en el buscador de Google e intente comprobar si es una noticia fiable o si, por el contrario, se trata de un bulo más de los que están campando entre nuestros chats.


Más información sobre las fake news en salud: PINCHAR AQUÍ


 
* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía, con excepción del titular y de la entradilla del artículo